Conecta con nosotros

Hola! que estas buscando?

Noticias

“Las Toxis” de La Plata y Berisso: empezó como una joda de sus maridos y ahora la rompen juntas las 24 horas del día

Entre mate y mate, sus maridos se hartaron de tantos rodeos y propusieron un polémico nombre. El primer día trabajaron hasta las 4 de la madrugada

"Las Toxis" de La Plata y Berisso: empezó como una joda de sus maridos y ahora la rompen juntas las 24 horas del día
"Las Toxis" de La Plata y Berisso: empezó como una joda de sus maridos y ahora la rompen juntas las 24 horas del día
Escuchar la nota

Tatiana y Magali son amigas de Berisso. Daban muchas vueltas y finalmente sus maridos las impulsaron entre mate y mate: “Dejen de dar vueltas y arranquen”.
Hace poquito, después de muchos rodeos, montaron su propio proyecto y quieren romperla en su ciudad y por supuesto también en La Plata.
“Con Tatiana nos conocemos hace mucho, cada cual trabajaba por su cuenta ya sea haciendo comidas o cosas dulce. Un día Tatiana me comenta que quería volver a arrancar pero con el tema del bebé se le complicaba sola”, recuerda en diálogo con LAPLATA1.com Magali.
“Bueno, es cuestión de sentarse hablar y vemos que sale entre las dos”, le respondió Magali a su amiga. Pero pasaron los días y no definían nada.

Fue entonces que debieron intervenir los maridos de ambas y les pidieron, un poco en chiste y un poco en serio, que se largaran sin tantos rodeos. 
“Creo que nos hacía falta eso: saber que teníamos respaldo y que no íbamos a estar solas”, dice Magali. El nombre del proyecto no tardó mucho en salir: “Las Toxis”, en homenaje a las amigas emprendedoras. Se le ocurrió al marido de Taty cuando Magali le dijo a su pareja que “lo iba a matar” después de un chiste. Una radiografía psicológica.
Ya llevan un poco más de un mes cocinando y vendiendo: tartas, pizzas, empanadas. El primer día no pararon hasta las 4 de la madrugada.
“Yo vendía ropa, hacia vivos de bingo, siempre para adelante. No soy una persona que se queda; siempre algo tengo que hacer pero la cocina me puede, es algo que amo”, reflexiona.

Las dos tienen tres pequeños y nadie puede hacerse el distraído con la iniciativa. El marido de Tatiana es quien hace los repartidos luego de trabajar durante todo el día en la gomería. Solo tiene un rato libre para bañarse. Necesita varios pulmones. El karma, evidentemente, por haber propuesto el polémico nombre.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar